Portugal: 50 años con música

18 de abril de 2024 | Biblioteca y música

Este mes de abril de 2024 se cumplen 50 años de la Revolución de los claveles. En la madrugada del 25 de abril de 1974 Rádio Renascença emite la canción de José Afonso, Grândola, Vila Morena. Era la señal que el Movimiento de las Fuerzas Armadas esperaba para dar inicio a la revolución que finalmente traería la democracia a Portugal. La canción fue compuesta varios años antes como homenaje a la Sociedade Musical Fraternidade Operária Grandolense, una asociación que jugó un importante papel cultural en oposición al régimen de Salazar en la ciudad de Grândola, en el Alentejo. Se la consideró una canción comunista (en su letra se habla de la fraternidad y la igualdad, además de decir que el pueblo es quien manda, ¡demasiado para una dictadura!). Tiene un carácter casi de himno, y os invito a que alguna vez la cantéis junto a muchas personas: quizá notéis cómo se os eriza la piel. En este vídeo tenéis la letra por si queréis entrenaros un poco antes. Aguantad hasta el final porque hay una sorpresa -;)

Pero la música de Portugal no es sólo José Afonso, aunque su legado sigue presente en la música actual. La música portuguesa es muy rica, puesto que ha recibido muchísimas influencias al dejarse contaminar por las músicas de sus ex-colonias. Por cierto, que el proceso de descolonización culmina en 1975, tan solo un año después de la revolución.

De toda esa riqueza musical rescato algunos ejemplos, bien porque me gustan especialmente o porque parece que les gustan a nuestros vecinos.

Comienzo por António Zambujo, y esta canción, Fortuna. La letra del brasileño Marcio Faraco nos dice que él no tiene nada a su nombre, además de sus fados: No tengo nada a mi nombre/ nada más que el fado que hago/Mi corazón no tiene hambre,/ vive en un pequeño espacio/ de la vida que pasa,/de amores que van y vienen/ No poseo nada a mi nombre/ y no tengo envidia de nadie. La voz de Zambujo se adapta perfectamente a ese estado de ánimo del que se contenta con lo que tiene, y ahora que lo pienso, veo cierta consonancia con ese hombre de vida sencilla que protagoniza la película Perfect Days, aunque en el caso del japonés, este prefiera otra clase de música.

Ahora un nuevo descubrimiento, Ana Lua Caiano. Esta joven artista mezcla la música tradicional con la electrónica y todo ello lo realza con una actitud que al menos en mí tiene un efecto completamente hipnótico. Y si buscáis algún vídeo de una actuación suya en directo, ese efecto se multiplica, puesto que es ella sola la que “toca” todos los instrumentos. Aquí la tenéis en Deixe o morto morrer (Deja que el muerto muera). Veo una corriente que puede unirla con Tanxugueiras o quizá más con Tarta Relena.

Vuelvo ahora a una renovadora del fado, Ana Moura. En su último disco, Casa Guilhermina, se deja influir por ritmos angolanos como la Kizomba. Confieso que soy más de Até ao verão, pero he decidido que la conozcáis también por sus últimos trabajos, como este Arraial triste.

Y de Ana Moura saltamos a su pareja, Pedro Mafama (no sé si en su nombre artístico juego con las palabras -mala- y fama y el nombre del famosos barrio lisboeta, Alfama). Como veréis, lo suyo tiene poco que ver con la música más tradicional o pensándolo bien, tiene todo que ver, porque se atreve a mezclar todo tipo de sonidos sin ningún miramiento, como en Estrada, donde fusiona el canto alentejano (interpretado por el Grupo Coral do Sindicato dos Mineiros de Aljustrel) con la rumba portuguesa. Por cierto que el himno minero se escucha igualmente en nuestro país.

Y hablando de falta de complejos, no puedo dejar de mencionar a Conan Osiris (no me digáis que no os gusta el nombre artístico). Conan saltó a la fama por ser el representante de Portugal en el festival de Eurovisión de 2019. Se ve que desde que ganaron contra todo pronóstico con Salvador Sobral, nuestros vecinos han decidido arriesgar. Con Sobral les salió bien pero el pobre Conan no pasó de la semifinal. Tengo que confesar que no sé si me gusta o no, pero no puedo negar que de vez en cuando me descubro cantando el estribillo. Por cierto, que ganó un premio al peor vestuario: yo no me lo pondría para salir pero creo que la actuación tiene su punto e incluyo coreografía, actitud y trajes (al realizador, además, parecía que le molaban especialmente las deportivas de Conan).

Ahora toca tranquilizarse un poco con A garota não, (me encanta el nombre artístico de Cátia Mazari Oliveira). De ella escuchamos No dia do teu casamento, una canción sobre la eterna amiga que ve cómo su amor se lleva a otra al altar. Ella no hace ningún numerito, sólo decide seguir siendo esa mejor amiga. Eso sí, le duelen el brazo izquierdo, la pierna y la barriga.

Siguiendo con las canciones agradables, pasamos a la banda Deolinda, cuya cantante se llama Ana Bacalhau, así que no se puede estar más cerca del cliché portugués (Ana Bacalhau tiene carrera en solitario, por cierto). En esta canción, A avó da María, una abuela (sospecho que materna) describe las lindezas de su nieta, María, que por supuesto se parece a la madre a no ser que desobedezca o grite. En ese caso ya sabemos a quién se parecerá la nena.

Para redondear este post vamos a terminar como empezamos, con José Afonso, pero esta vez, va a ser Cristina Branco, quien nos cante el Redondo vocábulo del gran Zeca. Para los que os quedéis con ganas de más, hemos preparado una lista de Spotify con éxitos portugueses de ayer y hoy.

Etiquetas: Especiales

Spotify

Archivo

Entradas recientes

Algunos discos estupendos de mujeres

Siguiendo la estela del 8M y de las diferentes exposiciones que se han organizado en nuestras bibliotecas, hemos hecho una selección de discos interpretados (y en su mayoría compuestos) por mujeres. La elección es aleatoria, sólo tienen en común, además de su...

60 años de Beatlemanía

The Beatles junto a Ed Sullivan "Ayer y hoy, nuestra sala ha estado llena de periodistas y cientos de fotógrafos de todo el país, y todos ellos, veteranos de su profesión, están de acuerdo en que la ciudad nunca ha estado tan excitada como desde la llegada de estos...

20 años del debut homónimo de Franz Ferdinand

Franz Ferdinand Franz Ferdinand Domino Records (2004) Localízalo en la Biblioteca https://youtu.be/Ijk4j-r7qPA?si=MPmzrg7mh7aqB0yr Parece mentira, pero ya han pasado 20 años desde que la banda escocesa Franz Ferdinand publicase su aclamado primer y homónimo disco. Lo...

Volver a empezar…

Después de más de quince años de andadura, varios cambios de software, plataforma y servidores, pérdidas sucesivas de imágenes, enlaces o widgets, comenzamos una nueva etapa visual y creativa en Aquí Biblioteca. He rastreado la red buscando personajes ilustres...